8.14.2007

Y la luz...

Volvía pensando
perpleja frente a tanta ceguera
cuerpos sin alma
-avarientos, hambrientos-
contando monedas
Volvía observando
el contraste en la calle Corrientes
chicos y bandoneones
turistas y oportunistas
Volvía necia, sin saber,
Volvía sin querer volver
Y la respuesta ya la se
pero no deja de doler
"Nunca mires donde cega el sol"
y me miró
con sus ojos vacíos, temblando
etiquetado
No hay contenidos
fríos, helados espacios
vidriera cosmopolita
émulos de un dios
simplemente, hormigas obreras.
Y la luz no la ven
el sentido es una mina llena de cobre
Mediocridad camuflada de status
Y la luz no es de hoy
La luz no pertenece
no tiene espacio, no quiere tiempo
Y la luz....
Volvía a casa
Volvía llorando
Volvía sin querer volver

7 comentarios:

Marta dijo...

Cuando pierdas tù capacidad de asombro, tus ojos veràn sin ver...No permitas q esto suceda NUNCA !! mientras tengas làgrimas estaràs VIVA

Yan Duimich. dijo...

la capacidad de un principito para descubrir casas con flores y grandes ventanalas.
Claro esa capacidad es inherente a mi ser.
Las lagrimas...

Gabriela Bruch dijo...

volvía llorando...cuántas veces me ha pasado, me emocionaste yan. no es poco

Yan Duimich. dijo...

Gracias Gabriela...
yo creo que cualquier persona que haya caminado una calle llena de contraste vuelve llorando
vuelve sin querer volver

Nora dijo...

Yan, es tan comun caminar sin ver, hay tanta bruma negra fria y vacia, y lo peor que mas de uno se acostumbra, pero mientras queden personas como vos que irradian luz blanca y limpia, siempre estara la esperanza de cambio.

Yan Duimich. dijo...

Gracias Nora...ojala, ojala el cambio sea y aunque no lo veamos, hay que obrar en funcion a q se cumpla.
Beso y....vamos soda!!!

juan borges dijo...

es hermoso tu poema, el comentario de gaby debe darte mucho animo, es una gran poeta, vos tenes todo para serlo...