5.09.2008


Infinita sangre

derramándole,

cayendo del cielo

de la estrella derretida por el infierno

el miedo de saber

el cataclismo de la infamia

azotando con la Tierra

no es ajeno el miedo de tu culpa

de tu siembra.

y caen en cuclillas los hechos

los átomos desiertos

todo el dialecto humano-naturaL

de alguna moral,

de alguna ciencia

escéptica de soles

Quién podrá imaginar tu aura

quién sabrá despertar la calma.

2 comentarios:

juan borges dijo...

hola yan, espero tu aura en mi noche roja..,bello poema, rencor,dolor,locura...

Dioniso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.